Hazte tiempo para tus amigos

Tengo pocos amigos. Los puedo contar con una sola mano. Pero digo amigos, no conocidos.

No voy a entrar en la discusión de que significa ser amigo, ya que los conceptos varían de acuerdo a cada persona que lo explaya. Si quieren tecnisismos, les dejo el enlace de la definición que encontramos en Wikipedia del término Amistad

Una vez que tengamos definido que es un amigo (según lo interprete cada uno), la pregunta es: ¿cuánto te interesas por mantener estrecha esa relación de amistad?
En un mundo hiperactivo, globalizado y que cada vez nos aisla más, cultivar una amistad conlleva un trabajo al cual debemos dar atención.
Reconocemos que la amistad se demuestra cuando nos preocupamos por el otro, interesándonos por su bienestar, por sus problemas y logros. Y esto debe ser recíproco. Pero lo difícil es tratar de mantener una estrecho vínculo de comunicación y convivencia. Las ocupaciones, la falta de tiempo y las presiones de otros, hacen que el vínculo de amistad se vaya debilitando dia a día.
¿Como podemos hacernos de tiempo para alimentar y fortalecer nuestra amistad, o tal vez descubrir nuevos amigos? No precisamos mucho tiempo diario ni quitarlo de otras actividades. Vamos a ver algunas situaciones:
  • Tal vez tenga solo unos minutos libres. Esto no te llevará mucho: envía un email o un mensaje de texto. Solo en unos pocos minutos puedes hacerle notar que te acuerdas de él y quieres saber como se encuentra. Seguramente tu amigo se alegrará de poder ver tu nombre en su bandeja de entrada.
  • Llegas a tu casa después de un día de mucho trabajo. Revoléas el bolso, prendes el televisor y te desparramas en el sillón más cómodo de tu living. Es automático. Pero puedes hacer lo siguiente: elige un día de la semana para evitar el televisor y toma el telefono. Llama a ese amigo con el cual tenías tanta ganas de hablar. Con 10 minutos de charla harás felíz a alguien.
  • ¿Te enteraste que algún amigo está pasando por dificultades? Aquí no solo vale comunicarse, sino que debes visitarlo personalmente. Elimina cualquier actividad innecesaria de tu lista y vé a visitarlo. Aunque tengas poco tiempo disponible, hazte unos 30 o 40 minutos en tu día para estár con él. Tu compañia será un bálsamo para superar sus dificultades.
  • Haz arreglos para compartir una comida cada semana o cada 15 días con un amigo. Elijan el lugar que les plazca (tu casa, la de él, o tal vez un restaurant). Seguramente tienes un fin de semana libre o una noche en la semana donde decidas cambiar dos horas de televisión o internet por un encuentro que seguramente quedará en el recordatorio de anédotas de ambos.
Sobre todas las cosas escucha, aprende, comparte, diviertete y disfruta de ese tiempo, sea breve o extenso. No hay nada mejor que un amigo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s